El Progreso




.
22-09-2020 — 23:01:07 | Agro
ANÁLISIS DE LA ECONOMÍA REGIONAL
Santiago del Estero: La mayor generadora de dólares por exportaciones del norte argentino


— La cosecha de Maíz fue un 70% mayor que el promedio histórico de la ultima década —

Opinión | Por Gustavo Yocca
Santiago ya no es una provincia pobre aunque algunos no lo quieran ver. ¿Dónde está toda esa riqueza ? ¿La actividad privada reinvierte esas ganancias en Santiago?

 
Más de tres millones y medio de toneladas de soja cosechadas. Más de cinco millones de toneladas de maíz (del cual una gran parte se consume para la terminación del ciclo de engorde de hacienda vacuna en feedlot, o sea, ya no se exporta como materia prima). Más de setenta millones de dólares en ventas al exterior de carne vacuna desde el frigorífico instalado en nuestra provincia.

La mayor generadora de dólares por exportaciones de todo el norte argentino. Ubicada entre las diez provincias que más le venden al mundo. Representando ya el dos por ciento del volumen exportable de toda la producción argentina y siendo la provincia con mayores exportaciones de todo el norte por arriba de Tucumán y Salta (1,4 % cada una), de Jujuy (0,5 %), de La Rioja (0,3 %) y de Catamarca (0,2 %). Alcanzando un mayor volumen de materia exportable que algunas provincias de la región pampeana. Quinientos Cincuenta Millones de Dólares de exportaciones en el primer semestre de este año. Y así podríamos seguir resaltando más datos y datos. Pero no desespere. ¿Usted se estará preguntando a qué provincia me refiero? Sí. Exactamente. Aunque no lo crea, estoy hablando de Santiago del Estero.

Todos estos datos se corresponden con las campaña agrícola de la cosecha 2019/2020, y con el primer semestre de exportaciones de productos de la República Argentina. Un solo dato para completar y poder abrir un análisis más conceptual. La cosecha de Maíz fue un 70% mayor que el promedio histórico de la ultima década. Santiago crece y crece en la extensión de su frontera agrícola ganadera y aumenta cada día mas su participación por cada dólar que ingresa a la Argentina por exportaciones. Estos datos -no lo suficientemente divulgados- abren grandes esperanzas para el futuro de la provincia y de nuestros comprovincianos y nos obligan a plantearnos distintos desafíos de cara a un futuro muy cercano.


" Santiago crece y crece en la extensión de su frontera agrícola ganadera y aumenta cada día mas su participación por cada dólar que ingresa a la Argentina por exportaciones."




—Santiago del Estero ubicada entre las diez provincias que más le venden al mundo.

Una de las primeras preguntas que nos hacemos al revisar nuevamente estos números es: ¿Dónde está toda esa riqueza ? ¿La actividad privada reinvierte esas ganancias en actividades productivas o de servicios en Santiago? ¿Por qué esos montos millonarios en dólares no se visibilizan en nuestro panorama santiagueño? También podríamos pensar -sobre todo los habitantes de la ciudad capital- ¿Dónde están esos agricultores que producen tamaña montaña de dólares? ¿Cuántos agricultores conocemos que participan en la generación de esa riqueza? Y ahí podemos hacer distintos análisis dependiendo de la perspectiva desde la que nos aproximemos al meollo de la cuestión.

Una primera mirada diría que las ganancias que genera toda esa producción deja su secuela en Santiago a través de distintos beneficios como empleo directo (sobre todo en la ganadería), venta de semillas, agroquímicos, alambres, postes, combustibles, maquinaría agrícola y otras actividades comerciales; con más los ingresos directos al fisco por ingresos brutos, sellos, guías, inmobiliario y otros tributos. Pero, por otro lado, también advertimos que la gran mayoría de los productores que generan esos recursos, o no son nativos, o no viven en Santiago. Así como la primera oleada de agricultores que vinieron en los años 90 a la zona de Bandera, Los Juríes y el Colorado eran mayoritariamente de Buenos Aires o Santa Fé, éste segundo tándem que comenzó a aterrizar luego de la salida de la crisis del 2001, fue en su mayoría de la Provincia de Córdoba y en menor medida de Tucumán y Salta, con la lógica conclusión que los dineros que se generan en los campos de nuestra provincia regresaron -y continúan regresando- a las provincias de residencia de esos productores, dejando solo un remanente de esas ganancias en nuestro terruño.


"La gran mayoría de los productores que generan esos recursos, o no son nativos, o no viven en Santiago"



¿Qué acciones se podrían emprender para lograr que esas ganancias quedaran en nuestra provincia? pero, por sobre todo, ¿Cómo se podría contribuir a que nuevos actores locales se incorporen a éste Santiago productivo para lograr una mayor expansión de estas y otras actividades con agregado de valor en sus distintas facetas? Las respuestas no son fáciles ni sencillas, pero podríamos ensayar algunas ideas. Por un lado una articulación de políticas públicas y privadas que entre otras cosas permitan: a) El fomento a la constitución de nuevas cooperativas de pequeños productores y al apoyo a las ya existentes, que posibiliten mejorar el manejo de sus fundos y la ampliación de sus áreas sembradas; b) La creación de sociedades anónimas con participación estatal mayoritaria que permitan que el Estado participe en sociedad con los privados en emprendimientos agro ganaderos o industriales, (plantas de bioetanol por ejemplo) para la generación de riqueza, y c) La puesta en marcha de una política de fomento a la producción privada a través de un plan de venta de tierras fiscales no esenciales con fines productivos y respetando el medio ambiente, o la adquisición de campos de particulares que no estén en producción, utilizando para ello líneas de crédito para compra y desarrollo con tasas de interés mesuradas y garantías hipotecarias que aseguran el retorno de los dineros públicos utilizados.


—El dinero que se genera en los campo santiagueño regresa las provincias de residencia de esos productores

El estado provincial no ha sido ajeno al inmenso crecimiento que el agro y la ganadería han tenido en estos últimos años. Una política activa en materia de valuaciones fiscales moderadas que permiten el pago del impuesto inmobiliario mas barato del país, la permanente interacción con los movimientos campesinos en aras de solucionar los conflictos con los pueblos originarios y los trabajadores ancestrales de los campos, el mantenimiento de rutas y caminos vecinales (mas allá de la necesidad siempre recurrente de mejoramiento o mejoras), los bajos gravámenes a la producción con alícuotas razonables, el apoyo a las sociedades rurales, el decidido fomento a las Expo Ferias ganaderas en distintos lugares de la provincia, el cobro de cánones de riego a valores de fomento, la férrea defensa de nuestras tierras fiscales de los seudo empresarios que pretenden usurparlas, son muestras claras que desde el Gobierno Provincial se mira con atención lo que pasa en la producción agrícola ganadera. Sin ir más lejos, en la última visita presidencial, el Gobernador Zamora llevó al Presidente de la Nación a conocer la planta de mega fardos, lo que demuestra palmariamente el interés del primer mandatario por lo que el agro está aportando a la provincia.

Va de suyo que siempre se puede hacer más y tal vez -y entre otras cosas- una mayor coordinación entre todos los estamentos del estado vinculados a la "problemática de la tierra" en general ( Ministerio de Agricultura y Ganadería, Dirección Provincial de Tierras, Dirección de Riego, Catastro, Bosques, Rentas, Registro de la Propiedad, Fiscalía de Estado, Mesa de Tierras y otras) permitiría una mejor coordinación entre el Estado y los particulares para una más rápida y mejor puesta en marcha o sostenibilidad de estas actividades y de nuevas inversiones. Generar algunas políticas de incentivos con desgravaciones impositivas para quienes re inviertan esas ganancias en nuestro terruño, podría ser también una idea a desarrollar. Por último, un plan de incentivos de la Nación que permitan la creación de nuevos pueblos en el interior provincial que se organicen en pequeñas comunidades auto sustentables y que alejen a las nuevas generaciones de los conurbanos de las grandes ciudades -reservorios de pobreza y marginalidad- podrían ser temas a planificar y discutir con el Estado Nacional. Santiago ya no es una provincia pobre aunque algunos no lo quieran ver.

Muchas cosas se hicieron desde el sector público y también desde los sectores productivos. Muchas más se pueden hacer siempre, y de hecho se están haciendo (la sola mención de la inversión del gobierno de la provincia en el sector del turismo y el creciente empuje al nodo tecnológico, son dos muestras claras de que hay un estado presente en pos del crecimiento real de nuestros recursos y un empresariado que aporta lo suyo desde el anonimato). Solo se trata de seguir interactuando y que entre todos pongamos de lo nuestro para forjar un Santiago más próspero para las generaciones futuras.

Fuente: exclusiva.com.ar
https://exclusiva.com.ar/aunque-algunos-no-lo-quieran-ver/
Opinión por: Gustavo Yocca




 
 
 
 
 
 
Comentá usando Facebook
 
TENGA EN CUENTA QUE: Los Comentarios publicados en elprogresoweb son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Asi mismo la participacion en los comentarios, implica la acptación de los terminos y condiciones que rigen para esta web. El Progreso web procederá a la eliminación de aquellos textos que violen o incurran con las normativas vigentes.
 
También te puede interesar
Las últimas 10 noticias más importantes
 
...
 
EDICION ENERO DEL 2019


   
 

 © Copyright 2009 - Todos los derechos reservados http://www.elprogresoweb.com.ar
Ciudad de Fernández, Dpto. Robles, Santiago del Estero, Argentina. Sitio diseñado por El progreso Diseño gráfico y web - info@elprogresoweb.com.ar